sábado, 11 de febrero de 2017

Los hermanos Martínez Cava



¿Cómo os disteis cuenta de vuestra vocación por la imaginería? Más que vocación, en realidad todo surgió de nuestro deseo de tener reproducidos los pasos que ante nosotros veíamos procesionar de niños, empezó como un hobby y al paso de los años de aprendizaje.. tras alcanzar mayor calidad en las imágenes que realizábamos empezaron a surgir encargos, el primero vino de la Cofradía de San Antón de nuestro barrio, poco a poco fuimos dando cuenta de que nuestro trabajo iba despertando el interés de la gente y un día nos dijeron.. ¿no habéis pensado en dedicaros a la imaginería? Y todo en verdad surgió así convirtiéndose en nuestra pasión y amor a este oficio ¿Cuales son vuestras principales obras? La verdad no sabríamos destacar ninguna como principal obra, en todas las imágenes que realizamos ponemos todo empeño y dedicación. El cariño para todas es enorme tanto a modo particular como imagen de culto al público, por destacar alguna que nos hizo especial ilusión fue la imagen de santo Domingo de Guzmán, talla en madera para la iglesia conventual de Santa Ana, con motivo del DCCC aniversario de la orden Dominica
¿Qué proyectos tenéis? Gracias a Dios tenemos varios proyectos importantes. Pero en este año recibimos una alegría enorme y un reto a la vez tras llegar a nosotros un encargo para debutar en la semana Santa de Murcia . Se trata de la Santísima Trinidad para la Archicofradía del resucitado, un proyecto que llevan a cabo David de Andrés Serrano y Ángel Javier García Gomez que tuvieron a bien confiarnos este gran proyecto, algo de lo que siempre les estaremos eternamente agradecidos por volcar su plena confianza en nosotros, para todo lo que conlleva crear una nueva hermandad a parte del grupo escultórico, diseño y talla del trono como del mismo estandarte, a lo igual que agradecemos de todo corazón a la Archicofradía del Resucitado por haber hecho de este proyecto una realidad, está previsto para el año 2019 podamos ver este nuevo paso por las calles de Murcia. ¿Cuánto tiempo tardáis en realizar un encargo?
Pues según la magnitud de la obra, si es talla completa o de vestir, ambas opciones llevan su tiempo, la imagen de vestir siempre parece que pueda ser más "fácil", pero en este caso y más cuando se trata de una réplica a pequeño formato conlleva muchos cuidados, el guardar una proporción con la imagen en cuanto al bordado si así lo lleva, como joyas y pelucas, el buscar entre abalorios para crear las joyas a escala tan diminuta, el hacer la peluca con sus tirabuzones a escala, realmente son incluso la que más tiempo se suelen llevar por lo minucioso, en cuanto una talla si es una anatomía, o va estofada. Pues nos pueda llevar un mínimo de cuatro meses para que una imagen termine bien acabada, aunque siempre trabajamos varios trabajos a la vez por eso no existe en verdad un tiempo determinado si no lo que la imagen pida.

¿Qué encargo ha sido el que más os ha emocionado? La emoción cada vez que entregamos un trabajo está presente, siempre van acompañadas de historias muy bonitas de la persona que la encarga con su imagen de devoción que anhelan tener reproducida, casos como antes de ir al trabajo encomendarse a esa imagen y rezarle para que todo vaya bien en su trabajo, venerarlas a diario, ese es verdaderamente el cometido de un escultor, que las imágenes que realiza muevan a la piedad y a la oración. Destacaríamos una entrega que fue la que más nos emocionó, se trata de la réplica del niño de las hijas de Jerusalén de Gonzalez Moreno, de la Archicofradía de la Sangre de Murcia, de gran formato en la cual precisamente por ello nos vimos en dificultad a la hora de cocer la imagen, peligrando así la entrega de la misma, gracias a Dios conseguimos encontrar la solución al problema y el Niño estuvo para dicho día, y cuando la señora vio por primera vez a su niño rompió a llorar ante él, esa satisfacción sólo la sabe el que lo vive, es algo inenarrable la emoción que se siente, y compensa todos lo desvelos y horas de trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada